Póquer de reinas

Jóvenes y hermosas, las reinas de belleza de Mar del Plata representan a la ciudad con un glamour especial.

Unidas por el encanto marino, Mar del Pla­ta brinda un jardín colmado de deidades en todos los ámbitos. Como embajadoras de estas bellezas, durante el ve­rano se eligen a las más re­presentativas jóvenes para que la ciudad llegue a los ojos y los corazones de hom­bres y mujeres de diferentes puntos del país y del mundo. La “Reina Nacional del Mar” es, sin dudas, la de más trayectoria en la ciudad. Su elección está enmarcada por una gran fiesta popular que ya cumplió 26 años, si bien la primera reina de be­lleza en la costa atlántica se realizó allá por 1910, cuando la ciudad se plegó a los feste­jos por el Centenario de la gesta de Mayo. La “Reina de Mar del Pla­ta” y la “Reina de los Pes­cadores” también forman parte de la nobleza local, y su estirpe surgió a partir de dife­rentes inquietudes locales. Además, desde hace dos años se incorporó al lote de sobe­ranas la reina del Bikini Open, elegida entre aplausos y silbidos en una fiesta orga­nizada en las arenas de Playa Grande, como cierre de las fechas internacionales de Surf que allí se realizan en el verano.

Además de la belleza física, también son elegidas por otras virtudes: simpatía, gra­cia, inteligencia y, sobre to­do, un amplio conocimiento de la ciudad a la que repre­sentan.

Reinas de las olas y el viento

Nativas de Mar del Plata, las diferentes reinas son ele­gidas para cumplir diversas tareas que ya figuran en una especie de decálogo que tie­nen los organizadores.

Cintia Anabela Contino, ac­tual Reina de los Pescadores, destaca algunos de las características de sus atribu­ciones: “nosotras somos aves de paso, estamos un año na­da más, y durante ese tiempo tenemos que saber represen­tar la Fiesta (de los Pescado­res) para que perdure en el tiempo y para que la próxima reina pueda seguir trabajan­do por la gente del sector portuense “.

Como Reina de Mar del Plata, Daiana Beatriz Rote-la considera importante tener en cuenta que “si bien en nuestra ciudad se eligen mu­chas reinas, la que represen­ta netamente a Mar del Plata es ésta, donde se eligen entre las soberanas de cada uno de los barrios. Este año, por ejemplo, participaron de 21 zonas diferentes, y yo perte­nezco al Barrio Cerrito Sur. Lo importante es destacar que las postulantes no son sólo aspirantes de la ciudad, sino que ya fueron elegidas como representantes de un sector por la misma gente”. La insistencia de Daiana en marcar este punto es porque su trono, por ser el de más reciente formación, aún no resulta tan considerado por algunos sectores, o bien en el nivel nacional, como sí ocurre con la Reina de los Pescadores o la Reina Na­cional del Mar. Al respecto, Sivina Lorena Russo, Reina Nacional del Mar, señala que “represento a Mar del Plata por sobre to­da la costa atlántica. Más allá que el puesto sea Nacio­nal, me manejo con el EM-TUR como soberana repre­sentante de esta agraciada ciudad y voy a todas las fes­tividades a las que me invi­tan.”

Fuera de la discusión, María Silvina Ramseyer, Miss Reff Brasil ’98, elegida du­rante el Bikini Open del ve­rano pasado, se desenvuelve dentro de un mundo especial que tiene sus raíces en la esencia marplatense, ya por­que involucra directamente la pasión por el mar en un de­porte tradicional de nuestras costas: el Surf. “En estos encuentros partici­pan surfistas de todo el mun­do”, dice para aclarar que, si bien su corona no tiene como objetivo específico represen­tar a la ciudad, “es algo que queda implícito por ser yo marplatense y por haberse realizado la elección acá”.

La ciudad y sus paisajes

Según el nivel de compromi­so personal, cada una aporta lo mejor de sí misma para llevar su misión adelante. En sus rostros ya transportan na­turalmente la juventud de una seductora mirada que al­canza a quienes aprecian la gentileza de estas costas. Con melados ojos marrones, desde sus incipientes 19 años de edad Silvina Russo es una apasionada por la diver­sidad de paisajes marplatenses: “es lo que más me gusta de Mar del Plata, que tanto la parte urbana como los al­rededores ofrece una varie­dad y colorido bellísimo, no sólo por el mar sino que ofrece sierras, diferentes ver­des, lugares de esparcimiento fantásticos”.

Para Silvina Ramseyer, co­mo buena amante del surf, su lugar favorito es la costa donde, encuentra la recrea­ción ideal para su espíritu de­portista. “Me gusta recorrer la costa en patines porque, además de ser ininterrumpida ofrece muchas vueltas que la hacen más atractiva”. La industria turística es uno de los motores principales de la ciudad, según la opinión de Daiana Rotela, que con frescos 17 años señala a Mar del Plata como “una ciudad que crece gracias al aporte de sus habitantes por mejo­rarla, para aumentar la oferta turística”.

Por su parte, Cintia Contino se enorgullece de la conjun­ción de maravillas que aquí se recrean: “en el extranjero por lo general se mantiene una cierta monotonía en el paisaje y posibilidades. En cambio, en esta ciudad se en­cuentran el mar, sierras, pro­yectos importantes cultura­les, edilicios y posibilidades de niveles internacionales. Aunque la mayor belleza es el mar, el puerto y su gente”, asegura.

Las inquietudes de las reinas caminan por la reflexión y la crítica, y también destacan las cosas que les gustaría cambiar. Como hija de pesca­dores, a Daiana Rotela le in­quieta la situación del hom­bre de mar: “la falta de una política seria que reglamente la pesca a favor de los traba­jadores locales”.

Por su lado, la suciedad, la falta de orga­nización para limpiar la ciu­dad y la violencia son los puntos sobre los que les gus­taría trabajar a Cintia Conti­no y Silvina Ramseyer. Am­bas comparan las políticas extranjeras y consideran que se pueden copiar algunas normas de sanción que fun­cionan en otros lados a la perfección.

Silvina Russo insiste que “el cambio debe empezar por los mismos marplatenses, que te­nemos que dar el ejemplo al visitante. Como muestra te­nemos el proyecto Mar del Plata 2000, que gracias al apoyo de todos es que se es­tán mejorando muchas falen­cias de la ciudad”.

Modelo de mujer

Uno de los denominadores comunes de nuestras embaja­doras es que son mujeres que tienen en claro su lugar como miembros activos en la sociedad moderna. El modelo que todas prefieren es el de una persona independiente e inteligente, destacando la fe­mineidad como una de las cualidades imprescindibles para conservar en todo mo­mento.

“Si bien hoy la mujer necesi­ta del hombre, tiene que mantener su lugar -afirma Cintia Contino – sale a tra­bajar, estudia, tiene cultura”. Silvina Ramseyer remarca que “me gusta que el hombre sea el hombre, que cada uno mantenga sus roles. Acá la mujer es demasiado autosuficiente y creo que debe ser un poco más humilde en la rela­ción de pareja. Una vez esta­blecido esto no tienen por­qué superponerse uno con el otro”.

Silvina Russo afirma que “creo que es importante des­tacar la belleza por dentro y por fuera. Me parece fantás­tica la posibilidad de la mu­jer actual”.

A Cintia Contino le preocu­pan las adolescentes de hoy: “tienen poco sentido de la fe­mineidad y adoptan modos de expresarse y comporta­mientos similares a los hombres. Ante todo, la mujer nunca debe dejar de ser una dama”.

La imagen de mujer que to­das coinciden en adoptar pa­ra sí las convierte en mode­los que tientan a las agencias y empresas para ofrecerles diferentes propuestas. Desde el primer día la Reina Nacio­nal del Mar tiene una varia­da agenda que la lleva a par­ticipar en numerosas activi­dades que se realizan a lo lar­go y a lo ancho del país. Su reinado sólo le permite hacer algunas promociones extras. La preferida de los surfistas es contratada por la empresa organizadora para representar la marca en todo el mundo, algo que la contacta con un mercado importante de publi­cidad internacional. La Reina de Mar del Plata, la misma noche de su elec­ción, fue contratada por un fotógrafo para una produc­ción en Buenos Aires. En cuanto a la Reina de los Pes­cadores, su delicadeza y ele­gancia ya cautivaron a diver­sas agencias.

Chagüita Zurita

Radiografía de una reina

Daiana Beatriz Rotela es la Reina de Mar del Plata 1998. Tie­ne 17 años y es marplatense nati­va. Cursó los estudios secunda­rios completos y proyecta conti­nuar en la Facultad de Ciencias Económicas.

Trabajó como modelo y en pro­mociones. Fue elegida Reina del Barrio Cerrito San Salvador. Su hobby es la gimnasia y modelar. Los deportes que prefiere son gimnasia modeladora y básquet. Le encanta escuchar música ro­mántica y, especialmente, a Luis Miguel. Las películas del género dramático son sus preferidas, y sus libros son Mi planta de naran­ja lima y Juan Salvador Gaviota. El mayor sueño de Daiana es “ser modelo profesional, casarme y ser feliz”. Al igual que otras de las reinas admira a su madre: “por su fuerza de voluntad para mante­nerse siempre vital y joven”. Le teme a la soledad y a perder un ser querido. Para Mar del Plata quiere “que sigan protegiéndose las viejas construcciones de estilo francés, que tan bien embellecen la ciudad”.

María Silvina Ramseyer es Miss Reff Brasil ’98, elegida du­rante el Bikini Open del verano pasado en Playa Grande. Tiene 24 años, nació en nuestra ciudad y posee estudios secundarios completos. También fue a la Fa­cultad de Arquitectura, y estudió diseño de interiores. Realizó trabajos en publicidad, “en los lugares donde estuve en los últimos años, como Hawai, Uruguay y Brasil”. Su hobby es escuchar música —”toda la de MTV”— y su deporte preferido es el Surf. La última película que le gustó es Titanic.

El caballero de la armadura oxi­dada es su libro preferido y, su mayor sueño, es “que se me dé algo importante en fotografía, me gustan hacer producciones diver­tidas”. Alguien a quien admira es a su novio, “que es surfista profe­sional”, aclara. Y además jura que “soy muy arriesgada y no le temo a nada”.

Para el final dice que “cada vez que vuelvo a Mar del Plata la veo mejor, pero desearía que hubiera más trabajo para la gente”.

Silvina Lorena Russo es la XXVI Reina Nacional del Mar, así que ya cumplió uno de sus mayo­res sueños. Tiene 19 años, nació en Mar del Plata, realizó estudios secundarios en la Escuela Poliva­lente de Arte y en la EDEM Ns 19 de nuestra ciudad. Trabajó en promociones y como modelo. Le gusta visitar lugares, hacer step, escuchar mucha música nacional —sobre todo la melódica— y leer poemas de Mario Benedetti. Admira a su madre “porque es muy emprendedora”, según dice, y le da miedo subir a los aviones. Un deseo para Mar del Plata: “que siga creciendo y moderni­zándose, porque todos estos cambios fantásticos que se han producido tienen un gran valor para los marplatenses”.

Cintia Anabela Contino es la actual Reina Nacional de los Pescadores. Nació en Mar del Plata hace 20 años, estudió Se­cretariado Administrativo Empre­sarial en el IDE! Está cursando 4S año del colegio secundario. Trabajó en promociones y actual­mente es empleada del Pami. “Visito a los abuelos y verifico el bienestar de los afiliados en los asilos”, comenta. Fue la reina de su colegio, y tam­bién resultó finalista en la elec­ción de la Reina Nacional del Mar. Su hobby es modelar, bailar y escuchar música. Le gusta el patín artístico y su música favori­ta es la contemporánea, como el rock nacional. También le gusta Queen, especialmente el tema Cosita loca llamada amor. La impactó el film Titanic, y sus li­bros preferidos son “los que tie­nen relatos de ángeles o platos voladores”. Además guarda un sueño: “volverá los Estados Uni­dos y cenar con John Travolta”. Admira a su madre “por la fuerza que tiene, las cosas que pudo superar, cómo sigue viva”. Y sus miedos mayores “no poder lograr mis metas”.

Cintia confiesa que “desde mi representación de la familia del puerto anhelo poder alcanzar a todos con esa imagen del hom­bre trabajador, con ese inmenso amor que tienen por su profesión y ¡os valores que atesoran detrás de sus humildes vestimentas de pescadores”.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*